Blog

arreglar grifo gotea salamanca

Como reparar un grifo que gotea

Como reparar un grifo que gotea

 

Antes de ponerse a reparar un grifo de su casa hay que tener en cuenta una serie de detalles básicos, como que existen dos tipos: los grifos tradicionales y los grifos con monomando, que controlan el flujo y la temperatura del agua con una sola manija. Los grifos tradicionales suelen gotear por problemas en alguna junta de goma que necesita ser reemplazada. Los grifos monomando tienen cartuchos de cerámica que de vez en cuando necesitan ser reemplazados. Cuanto más caro sea el grifo, más exorbitante y difícil de encontrar será el cartucho de reemplazo.

Pasos para reparar un grifo

1. Antes de intentar reparar la fuga de agua, cierre la llave de paso (si no sabe dónde se encuentra la de su casa, mejor que se ponga a averiguarlo) o apague la válvula de aislamiento. Esta válvula se encuentra normalmente en las tuberías de suministro por debajo del fregadero. Después, encienda el grifo de nuevo para liberar cualquier cantidad de agua que halla quedado atrapada en la parte superior del tubo.

2. El primer desafío es encontrar, dentro del mango, el tornillo que sostiene el grifo junto. Por lo general se esconde debajo de la tapa decorativa en la parte superior del mango del grifo. A veces puede desatornillar la tapa a mano, o puede necesitar la ayuda de un destornillador de hoja plana. Si está arreglando un grifo de palanca monomando, el tornillo que busca suele encontrarse en  una entrada «secreta» debajo del botón indicador de caliente o frío.

3. Ahora ponga el tapón en el fregadero. Quite el tornillo. Si cae en el fregadero, no se preocupe, para eso ha puesto el tapón. Quite la cabeza del grifo (el pedacito que gira para hacer que el agua salga) y cualquier cubierta de metal alrededor del cuello del grifo (a veces conocida como cubierta) para revelar un husillo de latón o válvula.

4. Utilice una llave inglesa para sostener la tuerca hexagonal central mientras desenroscar el husillo sujetando el grifo con la otra mano. Esto evitará que el grifo gire y doble las tuberías de debajo. La arandela superior es una junta con forma de «O» y la inferior, por lo general, tiene una forma más estrellada. Lleve el husillo a una ferretería y pida la arandela apropiada o seleccione una usted mismo. Cuestan muy poco por lo que vale la pena reemplazar las dos.

5. Una vez instaladas las nuevas arandelas, vuelva a montar el grifo y vuelva a encender la válvula de aislamiento.

fontaneria reparaciones salamanca

Si usted se ve incapaz de llevar a cabo esta tarea, no se preocupe, en esta web podrá encontrar los mejores profesionales para no malgastar tiempo en tareas molestas, gastar lo menos posible y obtener el mejor resultado posible.